Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
January 30 February 1
31 January 2020
Title Time Description
Vida sin alcohol Vida sin alcohol
Crispín V.
Área Veracruz Tres

Soy el cuarto hijo de 9, crecí con dificultades, había para comer y medio vestirse, dormía en una cama de lámina. Mi vida de pequeño fue de puros golpes, lo que me orilló a beber.

En la secundaria conocí el alcohol en las reuniones y bailes del pueblo, empecé a ganar dinero como obrero cuando no iba a la escuela y ganaba lo suficiente para andar con los amigos del barrio.

Conocí a mi primera novia que sólo estuvo jugando conmigo y eso me hundió más en el alcoholismo. No terminé la prepa y un cuñado me informó acerca de entrar a la milicia, con mi trabajo junté lo necesario para trasladarme a la ciudad de Veracruz para enfilarme a la Armada de México como marino; entré el 1 de octubre de 1981. Al principio, como hijo agradecido, mandaba dinero a mi madre, pero conforme avanzaba mi alcoholismo ya no lo hice. Mi carrera sólo duró 6 años y me dieron de baja en Matamoros, Tamaulipas, por mal elemento.

Regresé a Veracruz a mendigar trabajo de un lado para otro, hasta que por azares del destino, me informaron de un grupo de Alcohólicos Anónimos que se estaba formando en la colonia Obrera, de Motzorongo, mi pueblo.

Me estoy quedando hasta hoy y no me tengo ganas de salirme por nada del mundo; muera quien muera, siempre estaré agradecido por esta vida sin alcohol.
Vivir la emoción de participar Vivir la emoción de participar
Octavio M.
Área DF Centro

Cuando me inicié en Alcohólicos Anónimos nunca pensé en dejar el grupo en el cual milito hasta el día de hoy, me era más cómodo servir dentro del mismo sin tener que ver con los servicios exteriores en el distrito y área. Con un poco de miedo tomé el servicio de literatura, sin tener en mente la experiencia que estaba a punto de vivir; es un día a la semana, bueno qué pierdo si no asisto a mi grupo, la verdad empecé a ver que fui el más beneficiado.

Al primer año de mi periodo, el representante de mi grupo renunció al servicio, temía un poco sustituirlo porque oía que demandaba mucha responsabilidad; a pesar de esto tenía experiencia en el campo de acción, pero no como responsable. Se eligió otro servidor en el grupo y me eligieron como interino.

Cuando se cumplieron 6 meses de servicio, ya tenía contemplado renunciar al de literatura para ser propietario; y así fue, en enero me propuse y me escogieron.

Luego, no imaginé que me darían el servicio como miembro del comité y vivir esa emoción de participar en la electiva de nuevos servidores. Esta experiencia me ha dado nuevas expectativas, tanto para mi vida personal y en el servicio dentro de Alcohólicos Anónimos y que éste me iba a llevar a depender más de mi Poder Superior, la formación de mi carácter y a perder el miedo a lo desconocido.

Además, tomé la mejor decisión para seguir fortaleciendo mi sobriedad y meditar más acerca de que la fe sin obras es letra muerta y que puedo liberarme de mi egoísmo.

Plenitud Digital AA ...