Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
February 11 February 13
12 February 2020
Title Time Description
Los planes son distintos y mejores Los planes son distintos y mejores
Gustavo M.
Área Guanajuato Bajío

Llegué a Alcohólicos Anónimos gracias a que 2 compañeros me invitaron a tomar un café para saber si tenía problemas con mi manera de beber. Asistí al grupo y encontré gente que había hecho las mismas cosas que yo. Me quedé y empecé a sentirme bien, porque no bebía; sin embargo, el pasado me atormentaba.

Había dejado a una esposa y 2 hijos y me había juntado con otra persona. Algunas noches, los compañeros me decían que ya no llorara por lo que había perdido, sino que luchara por lo que tenía. Entonces, me metí a practicar el programa, según yo, y estuve en mi nube rosa por más de 2 años.

Un día, pensando en que todo iba bien, la pareja con la que vivía me dejó y me quedé con mis hijos. Comenzó a ganarme la desesperación y la duda sobre si el programa de Alcohólicos Anónimos me estaba sirviendo, pensé que no valía la pena seguir adelante.

Pero gracias a las herramientas del programa, al apadrinamiento y a poner mi vida y mi voluntad al cuidado de un Poder Superior, todo ha pasado. Hoy llevo ya algunos años ocupándome de mis hijos y los de mi matrimonio anterior se me han acercado también. El mayor de ellos me ayuda en el trabajo y mi hija me visita con frecuencia o me habla por teléfono.

Gracias a eso, entendí que a veces los planes de Dios son distintos a lo que pienso que es la felicidad. He dejado de sufrir y empecé a poner mi vida y mi voluntad en sus manos. Así es como estoy viviendo mejor y sin beber.
Me estoy dando la oportunidad Me estoy dando la oportunidad
Luis R.
Área Jalisco Centro

Mi permanencia en el grupo ha sido muy difícil, ya que soy una persona racionalista y me cuesta trabajo creer en un Poder Superior.

Irónicamente, siempre he dependido de personas para salir adelante, pero el problema en sí es que nunca me sido autosuficiente, y aquí en el grupo me he aferrado en creer en un Poder Superior, en sentirlo, lo que ha hecho que cosas superficiales calmen mis ansias de sentirme solo, pues la soledad ha sido el camino a mi fondo de sufrimiento, ahogado en alcohol y drogas.

He perdido a mi familia y a mis amigos, pero del mismo modo, poco a poco he recuperado también lo que perdí; esos destellos de luz hacen que mi estancia en Alcohólicos Anónimos sea un poco más amena.

“Servir para vivir” es una frase que nunca he querido practicar; sin embargo, los hechos son los que ahora hablan por mí, y mis pensamientos son los que trato de dejar a un lado.

Cuando estoy sumergido en un problema pequeño o fuerte, no sé afrontarlo pues me llega el miedo, la impotencia, el enojo. Hoy basta salirme de mi problema y verlo desde un punto de vista externo. Aquí, en Alcohólicos Anónimos, he aprendido a conocer gente que piensa y siente lo mismo que yo, y eso es reconfortante, pues sé que no soy el único que vive o afronta problemas.

Al principio cuesta mucho trabajo hablar de uno mismo, hacer un inventario duele; pero de lo que estoy seguro es que si te das la oportunidad de escuchar, tendrás la oportunidad de crecer. Por eso, estoy agradecido.

Plenitud Digital AA ...