Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
February 25 February 27
26 February 2020
Title Time Description
Aprendiendo sólo por hoy Aprendiendo sólo por hoy
Jesús C.
Área Guerrero Sur

Mi primera borrachera fue por curiosidad e ignorancia, pues un grupo de compañeros decía que se sentía muy bien. El primer trago marcó el inicio de una carrera alcohólica de más de 20 años.

Hoy a tantos años de haber vivido eso, reconozco que mi decisión no fue correcta, pero supongo que por la fuerza de la juventud creí que eso estaba bien, adquirir un vicio por recomendación de lo mayores y muchas veces bajo la aprobación de la sociedad, un vicio que años mas tarde supe era una enfermedad incurable, progresiva y mortal, que creció cobijada bajo mis resentimientos, mis frustraciones, mi ego y mi terrible sentimiento de inferioridad.

En mi grupo de Alcohólicos Anónimos descubrí que hay una solución, que tengo la oportunidad para decidir lo que debo hacer, que las experiencias que me comparten los compañeros me sirven para tratar de ser una mejor versión de lo que he sido. Hoy he cambiado el alcohol por las sonrisas de mis hijos y la tranquilidad de mi esposa.

Agradezco a Dios, como yo lo concibo, por ayudarme a ver la vida desde una perspectiva más sana y que ninguno es tan bueno solo como todos juntos, aún hay mucho por hacer y mucho por aprender, viviendo… sólo por hoy.
Sólo soy un instrumento Sólo soy un instrumento
Margarito Ch.
Área México Noroeste

Cuando los compañeros del grupo Tepotzotlán nombraron a Martín E. como representante, lo primero que pensé fue “cómo se les ocurre mandar a este compañero, si está todavía muy enfermo”, pero en el fondo, lo que me hacía pensar así era la envidia de que no me nombraran a mí.

Esta espina tan dolorosa se quedó en mi mente. Poco tiempo después me sugirieron que hiciera un inventario de mí mismo. Con mucho trabajo fui escribiendo y me tardé como 4 años; esto, por la falta de no saber escribir ni leer, pero aunque no lo realicé tan bien, sí me hizo comprender muchas cosas que debía hacer, si quería dejar de beber.

En eso estaba cuando mi padrino y otros 2 compañeros me invitaron para abrir el grupo Trabajando con Otro, título que deposité en el sombrero; esto me dio mucho gusto y me sentí parte del grupo.

Poco tiempo después me nombraron su representante. Luego me acerqué al área, que tenía unos meses de haber abierto sus puertas. Los compañeros me invitaron a coordinar el comité de Literatura y desde entonces sigo sirviendo, todo por la gracia de Dios, como yo lo concibo. Él es quién ha realizado todo el trabajo; yo sólo soy su instrumento.

Plenitud Digital AA ...