Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
March 18 March 20
19 March 2020
Title Time Description
Se encendió la llama Se encendió la llama
Jesús R.
Área Baja California Sur

Llegué a la Comunidad a los 25 años de edad, sin ganas de vivir. Todos los días eran grises y no había nada que me motivara a ser feliz. Todo era confuso, vivir por vivir, no tenía sentido ni metas. Me sentía como un perdedor, una moneda sin valor.

Sufría porque la mayoría de mis amigos ya eran profesionistas, otros iban formando sus familias o montando algún negocio. Eso me causaba envidia y frustración y yo seguí participando de las mismas historias y los mismos errores.

Entonces, un día, llegué a un grupo de Alcohólicos Anónimos y desde el primer momento, se encendió la llama de la esperanza y pensé que mi vida podía ser diferente.

Hoy, soy un hombre libre, exitoso en mi trabajo y con la familia he logrado vivir cosas extraordinarias, como criar 3 hijos, formar mi propia empresa y prestar un servicio en Alcohólicos Anónimos, con todo el amor.
Sueños e ilusiones Sueños e ilusiones
Luis David H.
Área Chiapas Costa

Llegué a mi grupo base La Ruta del Sol, después de 2 años de haberme salido, con la idea de que podía controlar mi forma de beber; sin embargo, no fui honesto ni humilde con el programa y recaí.

Era el 9 de diciembre del 2014 cuando volví, con un montón de problemas familiares y económicos, los cuales, me llevaban a tomar decisiones muy tristes y a querer salir por la puerta falsa. Mi familia me quería abandonar, era la decepción de mis padres y en el trabajo me castigaban por llegar en estado de ebriedad.

Hoy sé que el programa de Alcohólicos Anónimos es la fuente que necesito para dejar de sufrir y dejar de sentir lástima de mí mismo. He hecho ya varios servicios y he pasado el mensaje; incluso he llevado a algunas personas al grupo, como a mi padre, a mi tío y a un amigo de trabajo. Poco a poco voy saliendo de mis deudas y la relación con mi familia va mejorando. Ahora estoy empeñado en ser el ejemplo de mis hijas y de mi hijo; además, se acabaron los pleitos con mi esposa y las noches de tormenta.

He vuelto a retomar mis sueños y mis ilusiones, y eso me hace sentir bien. Gracias, compañeros.

Plenitud Digital AA ...