Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
March 26 March 28
27 March 2020
Title Time Description
¿Dispuesto a todo? ¿Dispuesto a todo?
Isaías J.
Área DF Norte

Tardé 10 años en regresar a Alcohólicos Anónimos, no me pude ahorrar ese tiempo, me di cuenta de que con alcohol o sin alcohol, la vida era insoportable. Llegué invitado por un amigo de borrachera que busqué para tomar, él me preguntó a qué estaba dispuesto y yo dije a lo que sea con tal de dejar de vivir mal, ese día escuché en la junta que el programa es espiritual y que me ofrecían una vida útil y feliz, pero primero tenía que ser útil para lograr la felicidad.

Mi padrino me sugirió que agarrara un servicio en la primera junta de trabajo del grupo y como dije dispuesto a todo, así fue. Hice los servicios básicos del grupo y cuando cumplí 2 años en el grupo, el representante de Servicios Generales renunció y me quedé como titular. Renegué con mi padrino una sola vez, pero sus palabras fueron “¿dispuesto a todo?”. Me comentó que Dios hace las cosas por algo y si había sucedido así, era porque algo quería para mí, y así fue.

Fue fantástico hacer este servicio y en la elección de servidores, mi pensamiento fue el mismo “dispuesto a todo, Dios quiere lo mejor para mí”. Hoy entiendo que gracias a esta disposición, he realizado los servicios sin tener que perder a mi familia ni a mi trabajo.

Mi padrino me dijo no sólo basta con ser el mejor servidor en Alcohólicos Anónimos, también hay que ser el mejor papá, esposo, trabajador, hijo, porque un buen líder lo es donde quiera que se pare, no solo en Alcohólicos Anónimos; requiere de disciplina, tolerancia, amor y, lo principal solicitar ayuda al Poder Superior.

Gracias por darme la oportunidad de ser útil a los demás.
El aliado que me ayudó a dejar de beber El aliado que me ayudó a dejar de beber
Corazón de Jesús M.
Área Tabasco Centro

Inicié mi carrera alcohólica desde los 14 años. Esto fue lo que inició una vida llena de infidelidad, maltratos y múltiples sufrimientos por causa de mi forma incontrolable de beber.

Llegué a Alcohólicos Anónimos, pero tuve la desgracia de recaer en 2 ocasiones y cada una era peor que la anterior. Veía a mis demás compañeros quedarse en los grupos, en los distritos y yo nuevamente me iba al infierno. Me apadriné e hice muchas cosas para saber qué pasaba conmigo, el por qué no me quedaba en el grupo, si siempre me iba bien y supuestamente ahí encontraba la felicidad.

Hoy puedo estar completamente seguro de que la alegría de vivir no sé irá de mi lado, porque tengo un aliado llamado servicio. ¿Cómo lo encontré? Muy sencillo, después de mi última recaída a mi grupo llegué completamente derrotado. Me dejé llevar por las sugerencias, tratando de ayudar en las tareas domésticas de mi grupo y luego en las del distrito.

A partir de allí tuve tropiezos como cualquiera, pero las emociones, la alegría y todo lo que llegó a mi vida, han sido un maravilloso regalo. Tal vez no estoy salvo de las desgracias de la vida, pero estoy completamente seguro que cuando muera, moriré sobrio y feliz. Ya que lo que he aprendido es que la clave es servir a los demás; sobre todo, obedecer los principios del programa.

Por eso, compañeros, nunca hagan del servicio una carga en sus vidas. Disfrútenlo porque es un regalo, ya que dando es como recibiremos lo mejor de la vida y no encontraremos obstáculos para ser felices.

Busquemos a través del servicio lo que jamás pudimos encontrar con los pensamientos negativos de no poder servir. Tenemos que devolver la dádiva que nos regalaron.

Plenitud Digital AA ...