Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
March 27 March 29
28 March 2020
Title Time Description
El aliado que me ayudó a dejar de beber El aliado que me ayudó a dejar de beber
Corazón de Jesús M.
Área Tabasco Centro

Inicié mi carrera alcohólica desde los 14 años. Esto fue lo que inició una vida llena de infidelidad, maltratos y múltiples sufrimientos por causa de mi forma incontrolable de beber.

Llegué a Alcohólicos Anónimos, pero tuve la desgracia de recaer en 2 ocasiones y cada una era peor que la anterior. Veía a mis demás compañeros quedarse en los grupos, en los distritos y yo nuevamente me iba al infierno. Me apadriné e hice muchas cosas para saber qué pasaba conmigo, el por qué no me quedaba en el grupo, si siempre me iba bien y supuestamente ahí encontraba la felicidad.

Hoy puedo estar completamente seguro de que la alegría de vivir no sé irá de mi lado, porque tengo un aliado llamado servicio. ¿Cómo lo encontré? Muy sencillo, después de mi última recaída a mi grupo llegué completamente derrotado. Me dejé llevar por las sugerencias, tratando de ayudar en las tareas domésticas de mi grupo y luego en las del distrito.

A partir de allí tuve tropiezos como cualquiera, pero las emociones, la alegría y todo lo que llegó a mi vida, han sido un maravilloso regalo. Tal vez no estoy salvo de las desgracias de la vida, pero estoy completamente seguro que cuando muera, moriré sobrio y feliz. Ya que lo que he aprendido es que la clave es servir a los demás; sobre todo, obedecer los principios del programa.

Por eso, compañeros, nunca hagan del servicio una carga en sus vidas. Disfrútenlo porque es un regalo, ya que dando es como recibiremos lo mejor de la vida y no encontraremos obstáculos para ser felices.

Busquemos a través del servicio lo que jamás pudimos encontrar con los pensamientos negativos de no poder servir. Tenemos que devolver la dádiva que nos regalaron.
Somos compañeros Somos compañeros
José Rosario H.
Área Veracruz Tres

Hace muchos años mi padre fue hospitalizado por alcoholismo, un 5 de enero; aunque era muy pequeño pero no se me olvida.

Tuvo que pasar un año para que mi padre fuera miembro de Alcohólicos Anónimos; llegó a un grupo llamado Vida y Salud. Desconozco las razones, pero ese grupo se cerró. Pasaron unos años y empezó a asistir a otro grupo llamado Recuperación. Aunque era pequeño siempre lo acompañaba, pero no sabía de lo que se trataba; por cuestiones de trabajo dejó de asistir al grupo.

Un 8 de septiembre se abrió el grupo Mi Único Refugio, en el cual siendo un joven de 20 años empecé a asistir constantemente. Estuve cerca de 6 meses, escuchando las experiencias y tomando café; poco a poco mis compañeros me fueron motivando a prestar un servicio en el grupo.

Cuando pude ser representante, para mí fue muy emotivo porque no me dejaron solo. Vivimos el magno evento de la X Convención Nacional, en el Estadio Azteca. Me siento feliz con mis compañeros de grupo y distrito, porque gracias a sus experiencias me estoy ahorrando toda una vida de sufrimiento.

Actualmente tengo una pareja, un niño, a mi madre y a mi padre, quien hasta la fecha es compañero y milita en el mismo grupo que yo. ¡Qué más puedo pedir!

Plenitud Digital AA ...