Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
March 4 March 6
5 March 2020
Title Time Description
Comencé a disfrutar el servicio Comencé a disfrutar el servicio
Horacio
Área Veracruz Dos

Cuando llegué al grupo, todos mis compañeros me dieron la bienvenida y me dijeron que me sintiera en confianza. Más tarde 2 de ellos comenzaron a interesarse más en mí, y me llevaron al distrito, inculcándome el servicio. Eran el miembro de comité y el secretario, quien es mi papá.

Gracias al servicio que estaba haciendo, estar puntual en mis juntas, abrir el grupo, barrer y comenzar a servirles café, comencé a sentirme parte del grupo Jóvenes Bonanza.

Han pasado varias 24 horas y siento como si apenas fue ayer cuando me dieron la bienvenida. Al principio sentía una obligación el estar allí, pero con el tiempo empecé a tener amigos y llegó el momento en que ya disfrutaba del servicio, el cual me ha ayudado a tener un poco de recuperación.
Vale la pena vivir sin alcohol Vale la pena vivir sin alcohol
Carlos V.
Área Sonora Sur

A la edad de 14 años hice contacto con el alcohol y las drogas. Empecé a tener problemas con la autoridad por mi manera de beber. Caí en las correccionales y después en el centro de readaptación social.

Cuando llegué allí, asistí al grupo Libertad de Alcohólicos Anónimos, y no imaginé que me quedaría hasta el día de hoy. Gracias a los compañeros logré detener mi alcoholismo y empezar a sonreírle a la vida.

Me dijeron que había llegado al puerto seguro y a través de los compartimientos identifiqué mi propia vida, pues se estableció un puente de comprensión a través de sus historias; historias de tristeza, de angustia, desesperación, de esa dolorosa soledad donde yo me encontraba, pero también historias donde encontré esperanza y fe.

Los compañeros se convirtieron en mis amigos y hermanos. Me di cuenta de que valía la pena vivir sin alcohol y drogas, y de sentirme libre aunque me encuentre en estas 4 paredes. Hoy yo soy responsable de lo que me dieron desinteresadamente: amor, confianza, seguridad para vivir libre y continuar transmitiendo este programa de vida.

Hoy hago servicio en el grupo y eso me impulsa a seguir echándole ganas y saber que no soy el único que ha vivido experiencias desagradables. Compartir con los compañeros, en tribuna, en mi celda, es la clave para seguir viviendo y continuar transmitiendo este mensaje de vida.

Tengo esperanza en salir pronto de aquí y luchar por lo que me queda: la vida misma, la familia y mi madre.

Plenitud Digital AA ...