Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
April 26 April 28
27 April 2020
Title Time Description
La maravillosa experiencia de servir a mi grupo La maravillosa experiencia de servir a mi grupo
Adrián
Área DF Norte

Para llegar a ser representante de mi grupo, tardé 10 años, debido a que el grupo que me vio nacer era antiservicio. Tuve que cambiarme a otro para tener conciencia de los Servicios Generales.

Así que cuando fui electo representante, el grupo me apadrinó diciéndome que llevara al distrito el espíritu de servicio y disposición para aceptar las responsabilidades, que llevara información al grupo y no chismes, así como motivación para hacer unidad con otros grupos. También me dijeron que tenía que hacer el esfuerzo de no dejar de ser Conciencia del grupo y que tuviera mucha comunicación con el secretario y el tesorero.

En el distrito me informaron de los diferentes comités auxiliares. Y también me llevaron al área, otra gran motivación la asistencia a la asamblea el cuarto viernes de cada mes. Empecé a darme cuenta en que la autoridad va de la mano con la responsabilidad, ya que también el miembro de comité nos motivaba a hacer la unidad con los diferentes distritos que componen el área, y con las áreas que componen la región.

Este servicio fue una experiencia maravillosa y me di cuenta de que se debe tener un poco de recuperación para no rechazar la responsabilidad que involucra. Además, me dio la oportunidad de practicar las Tradiciones en 3 niveles de servicio.

Este servicio es muy importante en nuestra Comunidad y le doy gracias a Dios de que mis compañeros me hayan dado su confianza para realizarlo.
He aprendido a escuchar y ser agradecido He aprendido a escuchar y ser agradecido
Javier
Área DF Centro

Crecí en un mundo de engaño, y por la falta de mi padre, que murió cuando yo tenía 5 años, empecé a tener miedo. Todos los amigos del barrio y la escuela se burlaban de mí.

Tenía 11 años y empecé a beber; descubrí con él que se me quitaba el miedo. Comencé a abusar de su consumo y empecé a tener problemas en el trabajo, con la familia y con la sociedad. Sufrí lagunas mentales, accidentes automovilísticos y pérdida de empleo.

Mi esposa platicó con un vecino que estaba en Alcohólicos Anónimos y gracias a esto, llegué por primera vez a un grupo. Al principio pensé que le habían contado mi historia a todos, porque me reflejaba con sus historias, y le reclamé a ella. Con el tiempo entendí que no era así.

Me quedé en Alcohólicos Anónimos porque todo es sugerido, no hay jefes, no es religioso, no cobran y no hay lista de asistencia. Hoy acepto que soy alcohólico y que mi vida fue ingobernable. Trato de hacer servicio, de apadrinarme y dejarme guiar por los compañeros.

He logrado en Alcohólicos Anónimos un poco de responsabilidad, paz y tranquilidad. Tengo un contacto consciente con Dios, como yo lo concibo; ya no soy tan conflictivo, he aprendido a escuchar y ser agradecido.

Plenitud Digital AA ...