Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
April 28 April 30
29 April 2020
Title Time Description
Acción y gratitud Acción y gratitud
Ángel J.
Área México Noroeste

Hace muchos años, antes de asistir al penal de Islas Marías, tenía una idea de cómo podía realizar ese servicio, ya que no había pensado asistir a ese lugar; únicamente me conformaba con ir a mi servicio como coordinador de Instituciones Correccionales.

Asistía al Reclusorio Norte, al Cereso de Pachuca y, al principio, me daba mucho miedo, pero al salir sentía algo de paz, aunque sólo lo hacía por apariencia o para que los compañeros no me cuestionaran por no querer asistir.

Hubo algunas veces en las que el servicio se hacía pesado por el comportamiento de algunos compañeros que no practicaban el programa y nos ofendían, pero entre más complicado era, más me aferraba al mismo, porque sabía que se me iba a reducir mi egocentrismo.

Así pues, un día fui elegido para asistir a Islas Marías y aunque ponía de pretexto que no contaba con los recursos económicos y que no sabía cómo realizar este servicio, mis compañeros me apadrinaron.

Cuando estuve en la isla, poco a poco, a través de las caminatas de campamento a campamento y las fatigas por esto, empecé a sentir gratitud a Alcohólicos Anónimos por haber salvado mi vida y me entregué en corazón a esta actividad. Desde entonces, me siento más apto para desprenderme de mi egoísmo y ayudar a otros que, como yo, tienen problemas con su manera de beber.
Sí se puede Sí se puede
Magdaleno R.
Área Veracruz Tres

Saliendo mi última recaída, llegué al grupo Amigo, con mucha angustia y desesperación; no sabía a dónde ir, había cumplido mi primer aniversario y por eso me dolía más la recaída. Me había invitado el compañero Javier, que hoy es mi padrino, a la Comunidad y me motivó para que empezara a hacer la unidad, al mismo tiempo me decía: “intégrate al servicio, te va a dar fortaleza para seguir adelante”, yo no quería asistir, me la quería llevar solo y no pude.

Fue necesario tocar fondo para darme cuenta de que era un alcohólico, resentido, soberbio y egocéntrico; era necesario practicar el Primer Paso y aceptar que solamente un Poder Superior podía devolverme el sano juicio.

Gracias al compañero Alex, pude asistir al grupo pero fue necesario hacer a un lado mis deseos personales y practicar la unidad, en todos los actos de mi vida. No ha sido fácil, pero me dijeron “poco a poco se va lejos, ánimo, échale muchas ganas”, y a eso me apego.

Estoy muy contento porque gracias al servicio, he ido adquiriendo fortaleza para seguir adelante y mi vida tiene otro sentido, tengo muchas ganas de vivir y seguir trabajando.

Hoy, les sugiero a aquellas personas que no conocen Alcohólicos Anónimos, que se den la oportunidad de asistir y conocer. ¡Sí se puede dejar de beber!

Plenitud Digital AA ...