Bienvenido anonymousSettings Log in

EXPERIENCIAS DIARIAS

Search View Month
April 29 May 1
30 April 2020
Title Time Description
Sí se puede Sí se puede
Magdaleno R.
Área Veracruz Tres

Saliendo mi última recaída, llegué al grupo Amigo, con mucha angustia y desesperación; no sabía a dónde ir, había cumplido mi primer aniversario y por eso me dolía más la recaída. Me había invitado el compañero Javier, que hoy es mi padrino, a la Comunidad y me motivó para que empezara a hacer la unidad, al mismo tiempo me decía: “intégrate al servicio, te va a dar fortaleza para seguir adelante”, yo no quería asistir, me la quería llevar solo y no pude.

Fue necesario tocar fondo para darme cuenta de que era un alcohólico, resentido, soberbio y egocéntrico; era necesario practicar el Primer Paso y aceptar que solamente un Poder Superior podía devolverme el sano juicio.

Gracias al compañero Alex, pude asistir al grupo pero fue necesario hacer a un lado mis deseos personales y practicar la unidad, en todos los actos de mi vida. No ha sido fácil, pero me dijeron “poco a poco se va lejos, ánimo, échale muchas ganas”, y a eso me apego.

Estoy muy contento porque gracias al servicio, he ido adquiriendo fortaleza para seguir adelante y mi vida tiene otro sentido, tengo muchas ganas de vivir y seguir trabajando.

Hoy, les sugiero a aquellas personas que no conocen Alcohólicos Anónimos, que se den la oportunidad de asistir y conocer. ¡Sí se puede dejar de beber!
Vivir para servir Vivir para servir
Miguel Ángel H.
Área México Norte

Cuando salí rumbo a la frontera de Mexicali, con mis 2 hijas, un hijo, y mi esposa embarazada. Se me dieron las cosas en el trabajo, dinero, placeres, alcohol y drogas.

Siempre terminaba con ansiedad por no poder parar de beber. Tenía las emociones desatadas, no sabía lo que me pasaba y seguía una vida ingobernable.

Por causa de mis borracheras, me quemaron mi casa, precaria, humilde, junto con mi niño de 2 meses de nacido. Mi vida era un caos, gente con los que trabajé me hicieron una mala pasada, me metieron a la cárcel pero sólo estuve 3 días porque pagué una fianza y salí.

Agarré los papeles de mis hijos y me regresé a Michoacán, ahí toqué fondo y mi mujer me dejó y se fue a Jalisco.

Asistí a un grupo de Alcohólicos Anónimos y me fui a la ciudad de México, al grupo Prados. Después de un tiempo, pude recuperar a mi familia y hoy estamos más unidos, porque también mi dicha es vivir para servir.

Plenitud Digital AA ...